martes, 25 de septiembre de 2007

Parque Nacional Volcán Barú.


Ubicado en la provincia de Chiriquí, el Parque Nacional Volcán Barú es la única reserva natural en Panamá que tiene características volcánicas, además de una impresionante riqueza natural.
Esta reserva, de 14 mil 322.5 hectáreas de extensión, fue creada por el Decreto No. 40 de 24 de junio de 1976. La misma se ubica en la cordillera de Talamanca y dista 473 kilómetros, por carretera, de la ciudad de Panamá.
Su clima, siempre agradable, fluctúa entre los 20 grados centígrados en sus partes más bajas, y los 10 grados centígrados en la cumbre del volcán.
Uno de las mayores atractivos de este parque lo constituye el ascenso a la cima del Volcán Barú, de 3 mil 475 metros de altitud, en un trayecto que toma cuatro horas a pie y 30 minutos en auto todoterreno, a través de un camino escabroso a lo largo del cual se observan formaciones volcánicas producto de la última erupción, hace mil 400 años.
Al llegar a la cima, si el visitante tiene la fortuna de que el día esté despejado, podrá ver los océanos Atlántico y Pacífico.
La altitud y aislamiento de este macizo volcánico lo convierte en una isla bioclimática en la que, junto a las especies comunes como los enormes robles (o los robles de vaco), se localizan especies endémicas como la zarzamora o las orquídeas.
En Barú se han censado más de 250 especies de aves, entre ellas el quetzal, el aguilillo blanco y negro, que sobrevuela las paredes acantiladas del área protegida, los colibríes verdinegros y diversas variedades de torcazas.
Además, las cinco especies de felinos que habitan en Panamá se encuentran en este parque, entre ellos el puma, y mamíferos amenazados como el ratón de agua tienen poblaciones estables allí.
Uno de los lugares más concurridos del parque es el Paso del Respingo, sitio perfecto para la observación de aves, especialmente el quetzal y el tucán, o para encontrar hermosas orquídeas, helechos y musgos.
Un día de recorrido y convivencia con la naturaleza puede concluir con un humeante y aromático café, mientras se disfruta del clima y de la acogedora vista de Boquete.
Viajar al Parque Nacional Volcán Barú desde la ciudad de Panamá toma una hora en avión y seis por carretera.
Los visitantes pueden alojarse en David o en Boquete o Cerro Punta, poblados ubicados en las cercanías de la reserva natural.