martes, 25 de septiembre de 2007

Ecoturismo en Panamá



La República de Panamá se ha convertido en el país latinoamericano con la mayor cantidad de hectáreas protegidas para la conservación ecológica con un total de 1.368.505, divididos en 15 parques diseminados por todo el espacio geográfico de esta nación.
Panamá ubicada en el centro del Continente Americano, es una tierra cargada de historia, arte y cultura, cuya posición geográfica abriga un rico y variado patrimonio natural, que le convierte en una de las áreas ecológicas más relevantes del mundo. El verdor de sus bosques es único tanto así que lo más característico es su enorme variedad de ecosistemas.
La flora mundial ha reportado más de 30,000 especies, de la cual en Panamá encontramos más del 50% de ellas. En sus diferentes zona de vida sobresalen flores de plantas superiores o vasculares, musgos, líquenes, algas y hongos, en su grande mayoría silvestres y endémicas en 1.250 de las 7.000 reportadas.
Las aves también representan un rico potencial ecoturístico con 933 especies reportadas, más que en Canadá y Estados Unidos juntos. De éstas, 127 especies son migratorias y 23 son endémicas. El ave nacional de Panamá es el Aguila Harpía considerada el ave de rapiña de mayor poder en el mundo.
La avifauna cuenta con 20 de las 27 especies vivientes en el mundo. La avifauna cuenta con 20 de las 27 especies vivientes en el mundo, hay 214 especies de reptiles y 143 especies de anfibios, mientras que los mamíferos están representados con 255 especies y las mariposas con 1.500 especies diurnas.
Las riquezas marinas son ricas, las algas y arrecifes de corales abundan en la vertiente del Caribe con más de 50 especies en las costas de las Provincias de Bocas del Toro, Veraguas, Colón y San Blas. En las vertientes del Pacífico la Isla Coiba, la Bahía de Chiriquí con más de 15 especies.
Los parques naturales protegidos en este país se encuentran en diferentes zonas naturales; el Parque Internacional de La Amistad, ubicado en las Provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, cuya superficie es de 207.000 hectáreas, es un parque binacional compartido por Panamá y Costa Rica con una grande biodiversidad. Siete de las 15 zonas de vida se encuentran en él. Es considerado sitio de patrimonio Mundial Natural. Protege las cuencas hidrográficas de los ríos Teribe y Changuinola.
Los demás parques que tiene Panamá son los siguientes: Parque Nacional Volcán Barú, Parque Nacional Isla Bastimentos, Parque Nacional Isla Coiba, Parque General de División Omar Torrijos, Parque Nacional Cerro Hoya, Parque Nacional Altos de Campana, Parque Natural Metropolitano, Parque Nacional Soberanía, Parque Nacional Camino de Cruces, Parque Nacional Chagres, Parque Nacional Portobelo, Parque Nacional Darién y el Parque Nacional Interoceánico de Las Américas.